VENTAJAS DEL USO DE CCTV EN UN SISTEMA DE SEGURIDAD

VENTAJAS DEL USO DE CCTV EN UN SISTEMA DE SEGURIDAD


El uso de los CCTV  en un sistema de seguridad , debe estar  adecuado a una serie de  determinadas necesidades para lograr un eficaz resultado, obteniendo  ventajas importantes como las que se detallan a continuación :

  • Es una extensión del ojo humano. Esto permite la visualización de lugares que por diversas circunstancias o características, no pueden ser vistos o controlados con facilidad y rapidez.
  • Puede ubicarse en todo tipo de ambientes, tanto exteriores como interiores. Solo hay que tener en cuenta las características del entorno a la hora de adquirir e instalar los equipos.
  • Permite el control de grandes zonas ;  Los CCTV permiten que un único operador pueda controlar de manera simultánea zonas enormes y además alejadas del Centro de Control. Esto incluye aquellas que necesiten una vigilancia especial. Todo ello sin tener que desplazar o emplazar físicamente recursos humanos en ese lugar.
  • Tienen una gran versatilidad en cuanto a la movilidad de los diferentes ángulos de visión. Los grandes avances técnicos de los últimos años, permiten la posibilidad de evaluar y controlar grandes ángulos de visión desde una única posición de cámara. Además estas cámaras pueden ser telecontroladas.

APLICACIONES DEL CCTV

En la actualidad, los Sistemas de CCTV tienen fundamentalmente tres aplicaciones:

En sistemas de control de accesos, como complemento para verificar la información contenida en las tarjetas de identificación de los usuarios. El CCTV en integración a un software informático de carácter biométrico, son el refuerzo ideal para estos sistemas de control.

 

Como equipo detector de presencia. Esto puede hacerse por dos vías distintas:

  • La primera sería utilizando el CCTV con videosensor, mediante un sencillo sistema de acotación de áreas dentro de su campo visual. El sensor percibe y detecta las variaciones de intensidad lumínica que se producen cuando un cuerpo aparece en su campo visual.
  • La segunda sería como CCTV simple, en el que la detección se basa en la presencia tras el monitor de un operador de control. Esta práctica cada vez está más limitada, al crear fatiga en el usuario, ya que la mayor parte del tiempo no ocurre nada.  En los casos en los que se mantiene, el operador suele emplear equipos de varias personas. Se establecen así turnos de vigilancia permanente y de descanso para mantener la atención sobre el monitor.

Como evaluador de las alarmas e incidencias detectadas, es la utilidad que más ha crecido en importancia. El CCTV, se encuentra integrado con los detectores situados en una zona determinada. Cuando estos emiten la alarma y llega el aviso al Centro de Control, el operador puede verificar la situación real. Al observar lo que está pasando se  comprueba si el objeto de la alarma es veraz o no, y si se procede o no a dar el aviso correspondiente.

 

Leave a Reply