¿Sabes utilizar un extintor?

¿Sabes utilizar un extintor?


Saber utilizar un extintor puede ayudarte a proteger tu familia, nunca sabemos cuándo nos encontraremos en una situación de emergencia donde amerite tener estos conocimientos, incluso podríamos evitar la propagación del incendio a otras áreas, pero recuerda que siempre es solo para caso de emergencia que puedan ser razonablemente controlables, ya que en situaciones muy graves siempre es preferible dejarlo en manos de profesionales.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que existen diferentes tipos de extintores para diferentes tipos de fuegos por ello empecemos enumerando los tipos de fuegos:

Clase A: fuegos con combustibles sólidos como madera, cartón, plástico, etc.

Clase B: fuegos donde el combustible es líquido por ejemplo aceite, gasolina o pintura.

Clase C: en este caso el combustible son gases como el butano, propano o gas ciudad.

 

Es por ello que existen diferentes tipos de extintores que permitirán apagar los mismos

De agua: son apropiados para atacar fuegos de tipo A es muy, importante estar seguros que sean sitios donde no existe electricidad. Pero no sirven para incendios donde existan aceites o gasolina ya que no serán efectivos para estos.

De espuma: Ideales para fuegos de tipo A y B, usualmente utilizados por los bomberos pero igualmente no deben ser usados en sitios de electricidad.

De polvo: es el tipo más común y usado en cualquier edificio. Es indicado para fuegos de tipo A, B y C y efectivos en sitios de riesgo eléctrico. Lo más probable es que consigamos de este tipo en casas, oficinas o cualquier edificio.

De CO2: El CO2 es un gas y por tanto no conduce la electricidad. Este tipo de extintores son aptos para fuegos de tipo A, B y C. Suelen ser usados donde existen elementos donde el extintor puede causar más daño que el fuego como pueden ser laboratorios donde existen equipos costosos.

Forma de utilizarlos:

1. Quita el pasador de seguridad del extintor. Todo extintor tiene un pasador de seguridad insertado en el mango para evitar que su contenido se descargue por accidente. Toma el anillo y retira el pasador de seguridad de la parte lateral del mango.

2. Desplázate a una distancia apropiada. Muchos extintores tienen un rango de entre 2 y 3 metros (8 y 12 pies).

3. Apunta la manguera hacia la base del fuego. Sostén el mango inferior del extintor, que se utiliza para transportarlo, con una mano y toma la manguera o la boquilla con la otra mano. Apunta la manguera directamente hacia la base del fuego, es importante apuntes a la base de donde se esté creando la combustión, y no hacia la llama.

4. Aprieta la palanca. Oprime las dos palancas juntas con una mano mientras apuntes la manguera hacia la base del fuego con la otra.

5. Mueve la manguera o pico por toda el área donde se esté creando la combustión.

6. Repite la acción si el fuego se aviva nuevamente.

7. En caso de no poder apagarlo retírate inmediatamente del lugar.

Es importante antes de realizar cualquier acción que todas las demás personas salgan de la habitación y se comuniquen con las autoridades pertinentes y nunca combatir un fuego en una habitación llena de humo, podrías desmayar antes de intentar apagar un incendio.

Leave a Reply